EL REPORTAJE 14.06.2018

Pide tu copia

Mapa

AtrásAtrásAtrásAtrás

El norte de Noruega es uno de los paraísos del esquí de montaña, a pesar de que las cimas no llegan a los 2.000 metros de altitud, pero como hay nieve desde la misma línea de la costa, los itinerarios son largos, variados y con unos paisajes espectaculares, donde el azul intenso del océano Atlántico, que penetra por los diversos fiordos de la zona, siempre está presente en todas las ascensiones. Nos hemos desplazado con un vuelo directo de la compañía Norwegian hasta Oslo y posteriormente a Tromso, en los Alpes de Lyngen. Con dos familias alemanas y el guía de alta montaña Reinhard Pickles pasamos por un túnel por debajo el mar hasta la isla de Kagen, nuestro objetivo es subir al Kagtinden de 1.228 metros de altitud. Una vez alcanzado bajamos por la vertiente norte con 1.200 metros de desnivel. Pasamos la noche en los bungalows de Artic Lyngen.

siguienteanterior