EL REPORTAJE 05.04.2018

Pide tu copia

Mapa

AtrásAtrásAtrásAtrás

La isla de Córcega se encuentra en medio del mar Mediterráneo y contrariamente a lo que se pueda pensar, en esta isla cada invierno nieva abundantemente y podemos practicar el esquí durante un par de meses en estaciones con más de 50 años de historia. Durante nuestra estancia no paró de nevar. Llegamos en barco a Ajaccio, la capital de Córcega, y en coche nos desplazamos hasta el pueblo de Ghisoni que dispone de una pequeña estación de esquí, con tres remontes que van de la cota 1.580 hasta la 1.870. Debido al mal tiempo la estación estaba cerrada, por lo que dimos una vuelta con los splits por el interior de los frondosos bosques del puerto de montaña de Vizzavona. Al día siguiente nos dirigimos al pueblo de Bastelica y de ahí a la estación de Val d’Ese, que solo dispone de nieve natural y este año en abundancia.

siguienteanterior